martes, 11 de julio de 2017

¿Por qué en México necesitamos de más Formación cívica y ética?

   
Actualmente es habitual  ver a los padres de nuestras escuelas llevar a sus hijos hasta las puertas de la institución y cerciorarse de que han sido recibidos; aún cuando la mayoría de los estudiantes viven a unas cuantas calles, el motivo: los padres expresan que prefieren dedicar ese tiempo para evitar varios inconvenientes, uno de ellos es el temor latente de lo que pueda suceder en ese trayecto.

No es para menos pues el panorama  actual de nuestro país muestra una sociedad  con situaciones que atemorizan a la población que la vive día a día pero para nuestros gobernantes estos acontecimientos violentos, que atentan con la integridad humana les parecen ser asuntos menores o están negados  a reconocer que se han propiciado condiciones que perturban la vida.  
    
  En una sociedad angustiada, con un sentimiento de traición por  constantes abusos de quienes ostentan poder y donde cada vez valen menos los derechos del ciudadano se percibe día a día la extinción de valores y ética.
     Ante este contexto nacional la escuela debe hacer conciencia y cuestionarse priorizar la enseñanza de valores y ética en los niños ya que ellos pueden incidir en la transformación de su entorno, la asignatura encargada para esta labor es “Formación cívica y ética” a la cual curricularmente se le ha destinado una hora de trabajo semanal lo que parece ser insuficiente para propiciar la enseñanza de valores.
    
  Esta asignatura frecuentemente atendida de forma ligera en las aulas amerita una atención más profunda pues los temas a tratar confrontan al alumno con la realidad del país y lo hacen consciente de las situaciones, aunque crudas son las que cotidianamente  presencia y vive, es en la escuela donde se da la oportunidad de abordarlas de manera reflexiva y propiciar en él una actitud crítica y una postura ante esta realidad.

La educación nacional exige alcanzar niveles educativos comparables a países desarrollados y esa presión hace olvidar a la escuela y al docente del desarrollo humano necesario para afrontar las problemáticas de nuestra sociedad actual. Por lo anterior, se considera importante destinar curricularmente más horas a la semana en la asignatura de Formación cívica y ética.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Idóneo! La experiencia de iniciar el trabajo docente lejos de casa

Después de la publicación de resultados, muchos docentes se alegraron por haber obtenido un resultado idóneo pero ¿Qué sigue? La asig...