viernes, 21 de julio de 2017

El merecido descanso del docente



Después de un fin de cursos seguramente saturado de carga administrativa, en que se subió a plataforma las calificaciones, se imprimieron boletas, certificados y se entregó la documentación que se solicitó así como se colaboró con los festivales de fin de cursos en que los maestros solemos realizar la escenografía, poner y ensayar los bailes, hacer las manualidades a usar, en fin... "dar vueltas y vueltas"...

¡Ha llegado un merecido descanso!😉✌

Ya que sí, nuestro trabajo a lo largo de todo un ciclo escolar si bien es satisfactorio, también llega a ser agotador. 
Durante 185 o 200 días se puso esfuerzo, dedicación, paciencia, se aplicaron los conocimientos, las estrategias y la experiencia así como también pudo suceder que se haya vivido dificultades ya sea entre el colectivo docente o con algún  padre de familia lo cual pudo generar estrés en el docente.

Por todo lo anterior, es momento de relajarnos, de convivir con nuestros hijos, de ir a la playa, disfrutar con los amigos e incluso de acomodar y limpiar tranquilamente nuestras casas, ahora es tiempo de olvidarnos por unos días del trabajo para renovar energías. 

Este periodo es imprescindible para que el docente regrese motivado a las aulas para dar lo mejor de sí. ¡Enhorabuena!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Idóneo! La experiencia de iniciar el trabajo docente lejos de casa

Después de la publicación de resultados, muchos docentes se alegraron por haber obtenido un resultado idóneo pero ¿Qué sigue? La asig...